ANÁLISIS

243
  • Climax de la pandemia “tambalearía “ a Alfredo Del Mazo Maza.
  • A Maurilio Hernández “ni lo ven ni lo oyen” .
  • “Prueba del ácido” , misión para el gurú de las finanzas públicas mexiquenses.

No será fácil para el gobierno de Alfredo Del Mazo contener al COVID-19  en la entidad si la pandemia llega a su climax en México con la misma curva que se expandió en Estados Unidos , Italia y España.

    En virtud de que la entidad mexiquense se colocaría en segundo plano de infectados a nivel nacional llegada esa tercera etapa que han enfrentado las naciones mencionadas .

   Y es que – como ya se ha repetido en esta columna –  el Estado de México tiene las características de hasta dos países juntos de Centroamérica o Africa , por tanto las medidas de emergencia sanitaria deben equipararse a las de una nación entera.

     Pero el gobernador y su equipo no actúan en consecuencia ; es decir , Alfredo Del Mazo muestra un perfil de no jefe de Estado , lo que agregado a otras circunstancias , llegada la máxima expresión de la pandemia tambalearía la estabilidad de su administración.

   Y es que si se toma en cuenta que al iniciar su sexenio -hace 2 años y medio- el Estado de México , de acuerdo con datos del INEGI, se colocó como la entidad más poblada  del país  con  16 millones  187 mil 608 habitantes, de los cuales 51.6 por ciento fueron mujeres, por encima de la Ciudad de México que sumó , en ese mismo periodo, 8.9 millones, el panorama no es halagador frente al coronavirus.

    1.- Al terminar el sexenio que antecedió al de Del Mazo , según las mediciones del Consejo Nacional de Evaluación  de la Política  de Desarrollo Social (CONEVAL) , casi la mitad de  la población mexiquense, 8 millones 269 mil 900, equivalente  al 49.6 por ciento , vivía en condiciones de pobreza .

   2.- De las carencias sociales que el CONEVAL utilizó para medir la pobreza “multidimensional”, resultó que el 57.7 por ciento de los mexiquenses, 9 millones 774 mil ciudadanos, no tienen acceso a la seguridad social, y

   3.- 20.2 por ciento , 3 millones 419 mil 900 de habitantes carecen de una alimentación adecuada.

   Y lo más dramático:

   Los servicios de salud no llegaban a 3 millones 372 mil 100 pobladores del Estado de México que representaban el 19.9 por ciento de los moradores .

   El 13.2 por ciento, 2 millones 234 mil 500, enfrentaba rezago educativo y un millón 729 mil 700, 10.2 por ciento , no tenían servicios básicos en sus viviendas.

   Condiciones , todas estas , que ponen al Estado de México en alto grado de vulnerabilidad frente al COVI-19 , según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Incluso el panorama puede ser de más alto riesgo para los mexiquenses si las cifras señaladas se actualizan a lo no logrado por la administración de Alfredo Del Mazo Maza en los 2 años y medio que ha ostentado la gubernatura .

   Por eso el gobernador y su equipo están obligados a idear mejores tácticas y estrategias a nivel país para contener la propagación de la pandemia , pues de llegar a su climax, el desastre sería el resultado, con un gobierno estatal casi fallido.

SÍNTESIS POLÍTICA

En tiempos de crisis, como la que está generando el coronavirus, surgen las suspicacias , por lo que no sería ocioso preguntar porqué Maurilio Hernández, líder del  Congreso local , insiste en estar dispuesto a impulsar un reordenamiento del presupuesto estatal para hacer frente a la pandemia , mientras el Ejecutivo pareciera  “que ni lo ve ni lo oye”, quizá porque el erario no resistiría la “prueba del ácido”, misma que no es desconocida por el gurú de las finanzas públicas mexiquenses , Rodrigo Jarque Lira, quien tendría que enseñar su real intelecto para resolverla.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.