ANÁLISIS

836

*El intrínseco poder de Alfredo Barrera Baca.
* “Estafa Maestra” , asunto “encapsulado” en UAEM .

Es verdad que en los meses recientes una ola de improperios han tratado de dañar la imagen de Alfredo Barrera Baca , pero eso no significa que a la par se deteriore el prestigio de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) , en vurtud de que precisamente la institución, por si misma, es la que fortalece de facto a su  rector en funciones .

   Es decir :

   1.- Alfredo Barrera Baca , si bien se ha mostrado receptivo y a la vez tolerante frente a críticas , ataques y calumnias , su conducta obedece a su talante , a su investidura como personaje que representa a la máxima casa de estudios de una de las entidades federativas más importantes del país.

   2 .- Esto significa que Barrera Baca ha sabido actuar, calcular y defenderse sin anteponer su persona sobre los valores e identidad universitarios.

   Lo que denota, a la vez, que el rector tiene el real apoyo institucional que ha podido administrar sin pasiones :

   2.1.- La gran mayoría de estudiantes , maestros y trabajadores están de su lado en un afán no de dejarse arengar por trivialidades, sino convencidos de que si la universidad toda los necesita para defender su autonomía  – valga el ejemplo – se alistarían para la movilización.

  2.2.- Asimismo, están listos, para esa empresa, la gran mayoría de mujeres y hombres con carácter de investigadores y los ubicados en los sectores pensantes de la máxima casa de estudios mexiquense.

    El rector no está solo porque ha sabido posicionarse en el ámbito de sus actividades a nivel país, sin dejar al margen su influencia cultivada en extractos de carácter internacional, sectores ambos que no dudarían en solidarizarse a cualquier movimiento ideado por Alfredo Barrera Baca en defensa de los principios rectores que apuntalan a la UAEM desde hace más de 70 años.

   No obstante, el rector ha reflejado calma y prudencia bastas:

   A.- El 10 de abril pasado, tras la intentona de lesionar la autonomía de la UAEM, un bisoño grupo de noveles legisladores locales arropados en las siglas del partido mayoritario en el congreso mexiquense, fueron víctimas de  sus mismas “ocurrencias” en el sentido de impulsar una reforma a la ley universitaria sin consultar a las comunidades estudiantil, magisterial y administrativa que apuntalan el campus de la casa de estudios.

   B.- Maniobra fuera de lugar por desprender   un tufillo de ignorancia de parte de los promotores de esa hoy fracasada iniciativa de ley carente de materia y envuelta en un cúmulo de mensajes orientados a ofender la inteligencia de miles de universitarios.

   A punto estuvo el escenario en ese momento de desbordar la reacción incontenible de miles de egresados de la UAEM que a manera de velar armas se quedaron esperando la arenga de la rectoría para inmolarse en defensa de su alma mater.

   Pero no fue necesario llegar a los extremos  pues la oportuna reacción de Alfredo Barrera Baca evitó que aflorara la oculta pero existente identidad universitaria que hubiera debilitado aún más la credibilidad de los legisladores que continúan pensando de manera equivocada que la UAEM evoca soledad e indefensión.

   La marcha de cientos de universitarios por las principales calles de Toluca dieron al traste  con las malsanas intenciones de los minoritarios representantes populares locales que sin pensarlo siquiera despertaron la feroz reacción a favor del campus todo , encabezada por el rector que llegó al recinto legislativo a proponer la iniciativa de reforma, sino ideal , si plenamente legitimada por 25 mil universitarios que participaron en la consulta de marras , a la vez de 340 mil opiniones recabadas para lograr el proyecto de la reforma a la ley de la UAEM.

   Una manifestación de fuerza mostrada por la comunidad universitaria aún no calculada por los detractores de la máxima casa de estudios , pero fortalecida en el subconsciente de la sociedad mexiquense que quiere y defiende la educación pública , dispuesta -dicha sociedad- a no permitir que las ocurrencias se conviertan en ley.

   Hasta hoy -después de casi un año y cuatro meses de haberse aprobado la iniciativa de ley orgánica de la UAEM por el Consejo Universitario, el 28 de junio de 2018, – el documento se encuentra en la cámara de diputados anulando, prácticamente,  a la ocurrencia.

   Se intentó – en un ocurrente transitorio – revocar el mandato del rector en funciones , propuesta inviable, pero no rechazada por Alfredo Barrera Baca , siempre y cuando se sustentara en el tiempo y la forma , apegada al contexto universitario, condiciones no existentes por tratarse de una irracionalidad que llevaría a poner en vilo la autonomía de la máxima casa de estudios.

   Por eso la postura de Alfredo Barrera Baca de defender a ultranza a la UAEM – sin el afán del elogio gratuito dirigido al rector en este espacio – continúa siendo inédita en estos tiempos en que las universidades deben enfilarse a convertirse en los órganos pensantes de una  comunidad que ve con azoro la descomposición del tejido social dibujada en feroces escenas de terror y violencia delincuencial.

   La UAEM no transita sola.

              SÍNTESIS POLÍTICA

No faltan los que intentan ensuciar la defensa de la autonomía universitaria mezclándola con la llamada “Estafa Maestra”. Ese es capítulo a parte , pues la UAEM por conducto de la rectoría a través de su Secretaría de Finanzas a cargo de Javier González Martínez, han entregado todo lo solicitado por la Auditora Superior de la Federación (ASF) a fin de que se efectúe el dictamen correspondiente de dicha investigación y, la verdad, de haber responsables los mismos ya no se encuentran dentro del campus de la UAEM en estos momentos, seguramente el principal de ellos está localizable en un edificio de la avenida Nicolas San Juan en Toluca, por lo que en este asunto la UAEM está “encapsulada”, blindada pues, trascendió.

   

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.