ANÁLISIS

184

    * El intrínseco poder de Alfredo Barrera Baca y su tercer informe.

                 ( Tercera y ultima parte  )

Dos eventos han marcado en los albores del 2020 al rectorado de Alfredo Barrera Baca , mismos que perfilan a su administración al tercer informe de actividades con los sobresaltos bajo su control .

   Es decir :

   1.- Al haber iniciado el pago de la deuda – en diciembre pasado – al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM) , devolvió la confianza a los derechohabientes universitarios, y

   2.- Apenas iniciado este año , el rector anunció un incremento salarial a favor de los catedráticos de la institución.

   Lo que ha convertido a Alfredo Barrera Baca en un gran estratega para bien de la comunidad de la UAEM .

    Y es que Barrera Baca ha sabido dar dos vertientes a los asuntos universitarios, mismas que son las siguientes:

    A.- Cuando se percató de la herencia de sus antecesores frente al nuevo contexto del gobierno federal , Barrera Baca no se desmarcó de la verdad histórica – por así decirlo- encaró los nuevos modelos externos  de denuncia , sin dejar en la desidia un recoveco que deberán asumir frente a la autoridad correspondiente los que pudieran ser llamados a cuentas por cualquier asunto que ataña a la institución.

    B.- También ha marcado un sello sustancial frente a la problemática doméstica de la

UAEM:

     B.1- enfoca su toma de decisiones a atender a estudiantes, maestros y trabajadores en su justa dimensión y en tiempo real.

     B.2- la problemática económica-presupuestaria también está siendo contenida , sin mayor protagonismo que el de anunciar el cumplimiento de compromisos financieros para evitar dejar ir a pique a la UAEM.

    De ese tamaño ha sido la toma de decisiones del rector Alfredo Barrera Baca , permitiendo -hasta el momento- un dinamismo académico, docente , estudiantil y laboral fuera de alteraciones intempestivas.

    Barrera Baca sabe y está enterado de todas las expresiones que polulan al interior de la

Máxima casa de estudios mexiquense, las cuales reciben un tratamiento en extremo especial . La intención es no dejar cabos sueltos.

   Por eso el poder intrínseco de Alfredo Barrera Baca está en evolución , perfilado a rendir cuentas al Consejo Universitario dentro de 36 días , durante su tercer informe de labores.

                     SÍNTESIS POLÍTICA

En pleno ambiente de fiestas decembrinas recientes se reveló , en las vísperas de la navidad, que la “ Universidad Autónoma del Estado de México pagará la deuda acumulada de julio de 2016 a diciembre de 2019 con el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), resultado del convenio signado entre el rector Alfredo Barrera Baca y la directora general de Instituto, Bertha Alicia Casado Medina.

Se aclaró – en aquella fecha – que derivado de las modificaciones que la 60 Legislatura mexiquense realizó al Código Financiero del Estado de México, la autónoma mexiquense signó el acuerdo mediante el cual entregó al ISSEMyM un pago inicial de mil 679 millones de pesos, que incluyen las cuotas retenidas a los trabajadores universitarios de julio de 2016 a diciembre de 2019, mientras que el resto del adeudo se realizará a través del pago, a una tasa de 1.3% mensual, de 84 mensualidades –siete años- de 8.7 millones de pesos.

Se destacó que la signa del acuerdo con el Instituto cuenta con el aval del H. Consejo Universitario, cuyo pleno aprobó por unanimidad, durante su sesión correspondiente al mes de diciembre, la viabilidad del esquema de pagos referido”.

   Negociación , esta última , que junto con el incremento salarial anunciado los primeros días de este año a favor de los maestros universitarios, colocan  sin posibles aspavientos al rector de la UAEM en paso firme para rendir su tercer informe de gobierno el 3 de marzo próximo.

    

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.